Optimiza tu trabajo en Revit con estos trucos

Actualizado: 2 de oct de 2020

Dentro de nuestro trabajo cotidiano como arquitectos, siempre tendremos situaciones en las que desearemos aumentar nuestro rendimiento u optimizar nuestro trabajo. Es muy común que tareas sencillas y repetitivas nos consuman toda la jornada, haciéndonos sufrir demás en noches de trabajo y entregas apresuradas. En el artículo de hoy hablaremos de los trucos que debes tener en cuenta para optimizar al máximo tu trabajo desde Revit.



Desde que el diseño arquitectónico evolucionó y dio paso a herramientas como Archicad o Revit, muchas labores se han facilitado para los profesionales. Una de las más evidentes es la optimización en producción de vistas, logrando crear secciones, alzados y perspectivas en cuestión de segundos. Sin embargo, hay que conocer más virtudes del software para lograr un trabajo fluido y práctico para todo el equipo de trabajo.


Domina los comandos de Revit.


El uso constante de comandos es algo habitual en el trabajo en Autocad, y los profesionales con más pericia en el dominio de este programa se caracterizan precisamente por su amplio conocimiento de comandos y herramientas. Revit no es una excepción a los programas con atajos. A diferencia de Autocad, en Revit basta con oprimir dos letras del teclado y se activará la herramienta que necesitamos.


Existe un comando para prácticamente cada una de las herramientas que usaremos para modelar y dibujar. Entre los más importantes podemos destacar los relacionados a sistemas de familias esenciales: Muros (WA), pisos (SB), columnas (CL), componente (CM), etc. Como complemento a estos comandos, los más frecuentes serán los relacionados a herramientas de edición de elementos: Copiar (CO), mover (MO), rotar (RO), crear un elemento similar al seleccionado (CS), dividir elementos (SL), empalmar elementos (TR), reflejar (MM y DM), entre otros. A continuación, te dejo una ilustración con todos los comandos.


Tabla periódica de los comandos de Revit. Aquí encontrarás los comandos más útiles para tu trabajo cotidiano. Imagen del autor.


Para lograr dominar todos los comandos, debes ir usándolos cada vez con más frecuencia, evitando ir directamente a la barra de herramientas. La optimización en segundos aumenta cada vez que evitas seleccionar la herramienta en la barra superior, lo que se vuelve más evidente cuando teclear se convierte en un hábito.


Luego de dominar los comandos predeterminados, puedes empezar a asignar nuevos o personalizar los existentes, lo que hará que tu trabajo sea más práctico.


Copia y pega las veces que sea necesario


Cuando estamos trabajando en proyectos con varios niveles, es frecuente ver que hay elementos que se repiten en todos los pisos, como lo pueden ser las columnas, las escaleras o los muros contiguos a buitrones. En estos casos es muy útil usar la herramienta copiar/pegar alineado en los niveles seleccionados; esta herramienta nos permitirá pegar los elementos ubicados en la misma posición, pero en todos los niveles que deseemos. De esta manera podemos ahorrar mucho tiempo de modelado y de revisión de la ubicación de los elementos que copiamos.


Imagen del autor.


¡Agrupa!


Muchas veces estaremos trabajando en proyectos con plantas tipo, o con configuraciones espaciales repetidas como baños o habitaciones. En estos casos se vuelve muy útil agrupar elementos y copiarlos las veces que sea necesario. Además de permitir que todos los elementos se mantengan unidos, nos va a permitir hacer modificaciones que se verán reflejadas automáticamente en todos los ejemplares.


Sin embargo, es importante tener cuidado con el manejo de los grupos de modelado. Grupos muy grandes o con elementos que tengan planos de referencia específicos pueden causarnos más dolores de cabeza que soluciones.


Imagen del autor.


Una plantilla para cada paquete de vistas


En la etapa final de nuestros proyectos tendremos que generar una gran cantidad de vistas y de planos. Muchas veces, por el afán y la cantidad de información que estamos manejando pasaremos por alto muchos detalles de representación, los que pueden arruinar todo un paquete de planos.


Cuando empieces a crear tus vistas, piensa y prevé de qué manera necesitas que se vean los elementos de la vista. A continuación, crea una plantilla de vista con base en la vista que tengas mejor preparada y aplícala a todas las demás que correspondan al mismo paquete, de esta manera irás puliendo tu trabajo a medida que avanzas, y podrás ver qué correcciones debes hacer para que la representación sea la mejor. Al hacer esto desde un principio, no dejarás una gran cantidad de trabajo para el final de la entrega.


Las Plantillas son una herramienta esencial en la creación de paquetes de vistas para entregas. Con una plantilla por paquete puedes ahorrar mucho tiempo ajustando cada vista con la representación que necesitas. Imagen del autor.



Si deseas explorar más a fondo los trucos de Revit, no te pierdas nuestro curso virtual de Revit architecture básico ¡con 6 meses de membresía a contenido exclusivo!

Personaliza parámetros


Revit, como cualquier otro software BIM, está basado en el modelado paramétrico. Es con base en los parámetros que funciona todo el programa, y esta característica hará que nuestros procesos de trabajo cada vez sean más personalizables y se adapten específicamente a nuestros requerimientos.


Empieza por entender cómo funcionan los parámetros existentes, ya sean de tipo o de instancia, y poco a poco ve creando una lista de parámetros compartidos que veas necesarios para tus procesos. Al final tendrás como resultado de muchos años de trabajo una base de datos de parámetros que usarás en todos tus proyectos y te permitirán jugar con las propiedades de Revit.


Los parámetros compartidos son parámetros personalizados que puedes agregar a cualquier archivo Revit (ya sea proyecto, plantilla o familia) a partir de un documento .txt. Se vuelve esencial luego de tener un protocolo de trabajo establecido y unos procesos claros para el diseño de cualquier proyecto. Imagen del autor.


Un ejemplo práctico del uso de parámetros personalizados sería nuestro rótulo/mancheta corporativo. Este formato suele ser exclusivo de nuestra empresa, y maneja una gran cantidad de información de cada uno de los planos. La correcta parametrización de la familia de rótulo permitirá que adaptemos la información de cada plano en cuestión de minutos, mientras que sería un proceso tedioso y extenso si tenemos que adaptar cada rótulo con textos sin parámetros.


Modifica datos con las tablas de cantidades


Cuando nuestro modelo toma una complejidad en cuanto a cantidad de elementos modelados y área, se nos volverá más difícil modificar datos de los componentes. Para hacer mucho más fácil este proceso, crea tablas de cantidades de los componentes que necesitas, y agrúpalos con base en el parámetro que deseas modificar. Si tu intención es poner un mismo dato a todo un grupo de elementos, desactivas la opción “itemizar cada instancia” y, al cambiar el valor de la celda del parámetro correspondiente, este dato se asignará a todos los elementos.


El control de parámetros mediante tablas de planificación facilita la modificación de la información sin tener que seleccionar uno a uno los elementos en el modelo. Imagen del autor.


Automatiza y trasciende con Dynamo


Cuando ya has dominado a la perfección los anteriores procesos, de seguro querrás ir más allá. Dynamo es un complemento de Revit que optimiza exponencialmente cualquier tarea que necesites; desde la creación de planos a partir de una tabla de Excel, la creación de los acabados de piso según la habitación, hasta la creación paramétrica de una fachada orgánica.


El dominio de esta herramienta se vuelve cada vez más indispensable, dado que el ahorro en tiempos puede ser impresionante cuando ya contamos con una serie de automatizaciones programadas. De seguro al principio te tomará algo de tiempo crear cada proceso desde Dynamo, pero será una inversión notable cuando puedas empezar a realizar procesos de modelado con tan solo dar un clic.


Con Dynamo creas flujos de trabajo automáticos, los cuales puedes ejecutar con solo asignar unos cuantos datos. Un ejemplo de estas automatizaciones es la creación de planos a partir de un Excel, donde tendrás todos los datos del rótulo de cada plano. Imagen del autor.


Existen muchos más tips que los anteriormente mencionados, y de seguro cada profesional tendrá sus propios hábitos que le permitirán rendir más en sus tareas cotidianas. Lo importante es entender que el software viene con varios trucos que nos permitirán ahorrar tiempos y dolores de cabeza, y que podremos ir adaptando y personalizando a nuestras necesidades.


Si te ha gustado este artículo o crees que será útil para alguien más, no dudes en dar like y compartir. ¡Hasta la próxima!


Vídeo origen de imagen de portada.


#BIM #Revit #Trucos #Dynamo #Comandos #Templates #Mayorgaarquitectura

781 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo