¿Qué ventajas tiene contratar un arquitecto para mi proyecto?

Actualizado: 10 de jul de 2020

Siguiendo con el tema del artículo anterior, donde hablábamos de la situación actual de la vivienda en Colombia, vimos cómo el desarrollo de proyectos unifamiliares y multifamiliares han caído en manos de grandes constructoras que priman la economía sobre la calidad espacial, y de constructores informales que desarrollan casas siguiendo criterios empíricos y tradicionales. En este artículo quiero explicarte más en detalle qué implica contratar un arquitecto para que desarrolle tu proyecto, ya sea vivienda, local comercial, oficina, o cualquier otro programa arquitectónico.


El arquitecto se ha interpretado como un personaje que se encargará de hacer edificios “bonitos”, un profesional que puede hacer de un proyecto algo llamativo con geometrías extravagantes y acabados fastuosos. Además de considerarse que acceder a la asesoría de una firma de arquitectura es un “lujo” que no todos pueden darse.


Sin embargo, esta profesión dista mucho de una intervención netamente estética. Es aquel profesional que proyecta el espacio a partir de las necesidades y del confort del usuario, considerando el uso apropiado de la técnica constructiva, la relación del proyecto con el lugar, y buscando siempre desarrollar lugares que enaltezcan el habitar. Puede sonar algo romántica esta definición, sin embargo, es una manera de agrupar la cantidad de variaciones que tiene el ejercicio del arquitecto en un proyecto.


"La arquitectura es el arte de construir el espacio". Patrick Genard.

Considerando la definición dada anteriormente, podemos comprender entonces las implicaciones de la intervención de un arquitecto en nuestros proyectos:


Confort

Un tema del que no somos totalmente conscientes al habitar una vivienda es la calidad de los espacios que la conforman. Y este punto se ha vuelto más relevante en la coyuntura actual. Hemos tenido que pasar días, semanas enteras enclaustrados en nuestras casas y apartamentos, lo que ha despertado en nosotros la necesidad de habitar un espacio más cómodo para nuestras actividades cotidianas.


El arquitecto busca plantear un diseño que se adapte a las necesidades y hábitos de cada uno de nosotros. No es lo mismo un loft para un artista plástico que el hogar de una familia de 5 personas. La comprensión de lo que necesitamos y queremos tener en nuestra vivienda es lo que hace de ese lugar algo especial para nosotros, y es un proceso que el arquitecto realiza en cada decisión de diseño que tome en el proyecto.



El arquitecto debe crear espacios que no solo resuelvan nuestras necesidades, sino que nos haga sentir cómodos. Sitio original de la imagen.


El entorno

¿cuántas veces has sentido que tu casa/apartamento es más frío o caluroso de lo que quieres? ¿o cuántas personas no han pasado por la frustración de no tener una ventana en su habitación y sentir que viven en una caverna? Situaciones de este estilo deben ser analizadas respecto al entorno inmediato del lugar en que vivimos. Un arquitecto debe considerar las condiciones del lugar donde se implanta el proyecto.


Pero no solo depende del clima y el asoleamiento, sino de cuestiones como la accesibilidad, la intimidad que deseamos tener si el proyecto está en un sector muy concurrido, lo que se relaciona con la contaminación lumínica y auditiva que puede afectarnos diariamente, entre otras muchas variables.


Para dar solución a estos problemas, el arquitecto cuenta con el conocimiento para diseñar un proyecto que se adapte al lugar, creando espacios que saquen el máximo provecho al sol, al clima y al entorno inmediato, complementado de una técnica constructiva apropiada, que permita crear espacios cómodos y habitables.


En nuestro proyecto Casa Huertas, buscamos crear una vivienda que aprovechara al máximo las condiciones topográficas del lugar. Asimismo, la casa se abre hacia el paisaje y el sol matutino con grandes ventanales, para dar calidez al interior en horas de la mañana. Imagen del autor.


Calidad constructiva

No todos los proyectos deben ser pórticos en concreto ni muros de ladrillo. Pero el criterio de la mejor decisión técnica y económica para lo que necesitamos, depende del análisis que realice el profesional en el proceso de desarrollar la construcción.


La variedad de materiales y técnicas constructivas que existen en la actualidad solo se limitan por el aspecto económico del cliente, y la consideración de una u otra depende del criterio del diseñador y de la adecuación de estas a las normativas locales y a las necesidades del proyecto mismo.


El prefabricado se ha convertido en una herramienta que agiliza los tiempos de construcción, sin sacrificar la calidad del diseño. Sitio original de la imagen.


Trámites administrativos y económicos

Tal vez el motivo por el cual más se consultan a los arquitectos, es por los trámites administrativos que se requieren para la aprobación de una obra. Pero más que facilitar una firma o “dibujar unos cuantos planos”, el arquitecto está capacitado para gestionar de manera correcta los trámites legales y económicos del proyecto, basándose en el diseño que ha realizado previamente.


El control del presupuesto y los tiempos de obra dependen mucho de la experiencia del profesional. Adicionalmente, se han desarrollado muchas herramientas que permiten un control más preciso de los costos de obra como lo es el BIM o Building Information Modeling, si deseas saber más al respecto, no dudes en revisar nuestra sección relacionada.


Creación de comunidad

Este punto es una virtud propia de una buena intervención arquitectónica, y es un fenómeno que influye bastante en la manera en que nos relacionamos como sociedad. La capacidad de un proyecto arquitectónico de crear algo más que una vivienda, y trascender a las relaciones comunales de un grupo determinado, implican en una mejora de nuestra calidad de vida en aspectos como la seguridad y las relaciones interpersonales y son procesos que, por ejemplo, disminuyen la posibilidad de sufrir trastornos depresivos o reducen los índices de seguridad en un barrio.


Las zonas comunes en los edificios de vivienda multifamiliar, así como las plazoletas y callejones en barrios, juegan un papel esencial al ser puntos de encuentro de la comunidad. Más que un lugar de transición, ha de ser un lugar de comunión para todos los usuarios. Sitio original de la imagen.


Como podemos ver, existen varias implicaciones en la intervención del arquitecto en un proyecto, más muchas otras que no he alcanzado a mencionar en este artículo. Sin embargo, el punto principal de todo esto es que muchas de las nociones que afectan nuestra vida cotidiana pueden cambiar considerablemente si el espacio en que habitamos es pensado para mejorar nuestra calidad de vida.


Hacer arquitectura no es sencillamente construir edificios a buen precio, es un arte que implica pensar en la vida de nuestros clientes, y dar el 200% para hacer de su cotidianidad algo memorable y confortable.


Ahora bien ¿el espacio en el que vives se adecua a tus deseos y necesidades? De no ser así, puedes contactarnos, estaremos encantados de poder asesorarte en las mejores decisiones para hacer de tu vivienda un lugar digno de ser tu hogar. Espero te haya gustado este artículo, te agradeceríamos si nos ayudas compartiéndolo o dándonos un like. Hasta la próxima.

Sitio original de la imagen de portada.

#Arquitectura #Arquitecto #Vivienda #Diseño #Confort

42 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo