Preparación del modelo BIM para 4D – parte 3: Ajustes en Navisworks

Dentro de nuestra serie de artículos dedicados al tema de modelado BIM para 4D hemos hablado sobre la importancia de adecuar nuestro flujo de trabajo desde el Plan de Ejecución BIM, pasando por las consideraciones a la hora de modelar en Revit. En esta ocasión hablaremos sobre las mejores prácticas en el modelo 4D dentro de Navisworks Manage, con el objetivo de lograr óptimos resultados en la creación de modelos para programación y seguimiento.


Luego de tener adecuado nuestro modelo BIM según las consideraciones que mencionamos en nuestro anterior artículo, podemos exportar el archivo a Navisworks. Como lo hemos mencionado en otras ocasiones, Navisworks no es un programa de modelado de autoría, sino un software de coordinación. Esto significa que dentro de este programa no podremos modelar ningún elemento, solo obtener información con base en el análisis del modelo o los modelos vinculados.


Ajustando el diagrama de Gantt


Usualmente, cuando realizamos una programación de proyecto en Project, tratamos de realizar la estructura lo más sintética posible para una fácil comprensión de toda la estructura. Sin embargo, al momento de importar el archivo Project a nuestro Navisworks, debemos considerar que, entre más detallado sea nuestro diagrama, más detallada será nuestra modelación.


Para que nuestra simulación sea lo suficientemente detallada como para hacer un correcto análisis de la programación, debemos subdividir las tareas en varias jornadas, con una unidad de tiempo equivalente para todas las actividades (2 días, 1 semana, 15 días, ect.) de esta manera podremos asignar elementos del modelo a cada sub-tarea, sin tener que asignar, por ejemplo, todas las columnas del primer piso a la actividad “fundición columnas primer piso” en un rango de tiempo de 1 mes. Se lo hacemos de una manera tan general, no podremos visualizar el avance real de la obra.


La división de cada tarea en sub-tareas permite representar el avance progresivo de cada actividad. En el ejemplo de la imagen, se ha asignado un nombre común (corte "n") junto con la fecha en la que se determinó dicho avance. Imagen del autor.


Asimismo, si seguimos con el ejemplo de la fundición de columnas, debemos crear todas las actividades que preceden a la fundición para evidenciar mejor el desarrollo de todo el proceso. En este caso, debemos crear una actividad segmentada en sub-tareas para el montaje de hierros y el encofrado. La representación de cada una de estas tareas se hará mediante colores para poder revisar rápidamente qué parte está en qué actividad específica.


Organización de los sets de búsqueda y selección


Al momento de crear nuestro timeliner con base en el diagrama de Project, en la barra de sets se creará la misma estructura para asignar los elementos correspondientes a cada tarea. Debemos asegurarnos que esta estructura de sets siempre sea coherente con la estructura del timeliner para permitirnos modificar elementos en el caso que sea necesario. Igualmente, una vez asignados los elementos en los sets de selección, hay que evitar modificar la estructura de carpetas, dado que la modificación de nombres y ubicaciones implica una ruptura en el enlace de los elementos con las tareas.


La estructura del timeliner se replica en los sets de búsqueda y selección. Cada vez que asignamos elementos a una selección determinada, el cuadro del ícono se convierte a azul y simultáneamente se asigna a la actividad correspondiente. Imagen del autor.


Otra manera en que podemos agrupar los elementos de cada tarea es mediante sets de búsqueda. A diferencia de los sets de selección, éstos requieren un parámetro en común que permita realizar la búsqueda cada vez que se actualice el modelo. Esta herramienta nos facilitará el trabajo de revisar cada set de selección a medida que vayamos actualizando o modificando nuestro modelo BIM original, pero requiere que creemos un parámetro desde Revit donde podamos asignar un código a los elementos que correspondan a una sola tarea.


La codificación puede corresponder a la fecha de ejecución junto con el tipo de tarea y el tipo de elemento. Sin embargo, todos los elementos modelados deben contener un código, lo que se complica al tener un modelo muy grande y con constantes modificaciones. Para esto se debe acudir a procesos más complejos con Dynamo o macros que permitan crear códigos de manera automática.

Si vemos esta parte, el proceso se torna demasiado complejo, si queremos mantenerlo en un flujo de trabajo sencillo, los sets de selección es la mejor opción. Aun así, es esencial realizar una revisión periódica de los sets de selección, comprobando que todos los elementos modelados estén enlazados a la programación.


Es importante considerar que, entre más automatizado sea el proceso, más práctico va a ser si seguimos realizando modificaciones a los modelos por procesos de coordinación. Simultáneamente, son procesos que podemos guardar y aplicar en varios proyectos a la vez, lo que ahorrará en horas hombre y se optimizará el trabajo.


Proyectado vs. Ejecutado


Si veíamos el tema enredado, ahora entraremos en la parte más crítica. La visualización en un solo modelo de ambas líneas de tiempo depende de la correcta aplicación del modelo 4D programado en la ejecución real del modelo. En caso tal que empiecen a existir modificaciones a la programación en la ejecución de la obra, empezaremos a ver diferencias entre ambas líneas de tiempo.


Las diferencias implican tres cosas; la primera es la creación de una segunda estructura de sets de búsqueda y selección que corresponda a la nueva agrupación, la segunda es la diferencia de fechas entre programado y ejecutado por cada actividad, y la tercera y más crítica, es la creación de un segundo timeliner que cubra todas las nuevas fechas y grupos de selección.


Esta última es la más habitual dado que, aunque las actividades y fechas se mantengan, si cambiamos los sectores afectados, cambian los grupos de selección. La dificultad existe debido a que no podemos asignar dos sets de selección a una sola tarea, lo que conlleva la “clonación” de todo el diagrama de Gantt.


Para visualizar la ejecución y la programación en un mismo archivo, se crean dos estructuras de carpetas y dos estructuras de timeliner. Esto solo funcionará correctamente cuando la ejecución del proyecto mantenga la misma lógica del planteamiento en la proyección de la construcción del edificio. Imagen del autor.


Si bien puede hacerse un archivo independiente para cada línea de tiempo, es recomendable dentro de la lógica propia de BIM mantener la menor cantidad posible de archivos. La ventaja de unificar la información en un solo archivo está en una confrontación más rápida de ambas líneas de tiempo, así como una actualización y modificación más eficiente.


Con esto concluimos esta serie de artículos dedicados a la creación de modelos 4D para programaciones de obra. Si deseas conocer más en detalle acerca de estos procesos, puedes acceder a nuestros cursos virtuales, en los cuales conocerás y dominarás todas las herramientas de desarrollo y gestión de proyectos mediante herramientas BIM. Hasta la próxima.


Sitio original de imagen de portada.

53 vistas0 comentarios